Como conseguir un ambiente acojedor en Navidad

Estas navidades tengo ganas de hogar. Y no será por no haber tenido confinamientos varios durante este año (de echo, estoy escribiendo este post con Dàlia confinada, y para ella ya es el cuarto), pero me apetece entrar en casa y decir que es Navidad. Olerla, tocarla, verla,… Y no hablo de las decoraciones que tenemos típicas como el árbol y el pesebre. Si no de aquellas cosas que nos producen sensaciones especiales y que son indispensables para vivir unas Navidades de 10! Y como me gusta compartir todas estas cosas contigo, hoy te traigo mis cinco imprescindibles para las fiestas de este año

 

1.-Olor a galletas

El olfato es algo muy importante que cuidar en nuestro hogar. En casa siempre tenemos difusores de aceites esenciales para humificar el espacio en invierno, puesto que tenemos una chimenea de leña que seca mucho el ambiente. Por esto, y desde el nuevo descubrimiento del aceite esencial de Vainilla con el que parece que estés dentro de una caja de galletas, se va a convertir en uno de mis esenciales estas navidades. 

 

2. Que no falten las velas

Des de hace años que las velas son indispensables en nuestra casa, pero en Navidad aún lo son más. Y si son ecológicas, de cera de soja y con aromas cálidos, aún más. Dentro de un jarrón con eucalipto, en una corona dentro de una bandeja, en un set de tres, en candelabros,… Da igual la forma en la que las utilices, pero que no falten. Son perfectas para la decoración navideña.

 

3. El fuego encantador

Si hay algo que nos encanta y nos frena el reloj, nos conecta con nosotros y nos encanta… es el fuego. Así que, si tienes chimenea, enciende un buen fuego, y resérvate un rato para tomarte una taza de te (o una copa de vino, ¡qué carajo!) y quedarte cerca de él observándolo. Y si no tienes chimenea, te dejo este link a unas imágenes de video en Youtube para que puedas ponerlo en tu televisor.  

 

4. Al rico chocolate caliente

Se ha vuelto el desayuno indispensable tanto el día de Navidad como el de Reyes. Aunque debo decir que a mi y a las peques nos gustaría tomarlo cada día. En una taza de cerámica artesanal, con unos bizcochos de pastelería, con tiempo para disfrutándolo sin prisas. Ese dulce sabor y temperatura que llena cada espacio de tu boca. ¡Riquísimo!

 

 

5. Bajo la manta 

Porqué después de tantas comilonas y largos días de juegos en familia, también necesitamos desconectar y estar a gustito. ¿Y qué mejor que debajo de una mantita en el sofá? Ya bien sea viendo una serie o echándonos una siesta. Lo importante es que sea de un tacto agradable, por ejemplo las de tela tipo polar.

 

 

¿Serán o no unas fiestas navideñas acojedoras?

 

Yo tengo unas terribles ganas que lleguen ya estos momentos, algunos de ellos ya programados en nuestro calendario de adviento. 

 

Déjame en comentarios cuáles son tus indispensables para tener una acojedora Navidad. ¡Te leo!

 

Un abrazo, ¡nos vemos pronto!

 

 

Cristina