No sabía si hacer o no este post… Pero luego pensé en lo bien que nos lo habíamos pasado en nuestro viaje a Nueva York, y que, aunque fuéramos con Dàlia, nos lo habíamos pasado genial y habíamos hecho un montón de cosas, así que, porqué no compartirlo y que alguien más se atreviera a ir a la gran ciudad?

 

Cuando cumplí los 30, Arcadi quiso regalarme este viaje. Lo pensamos, y al final decidimos posponerlo. Dàlia tenía un año recién cumplido, y creíamos que esperar un poco más era prudente. Así que nuestras vacaciones de 2017 las pasamos en Cerdeña. Siempre nos ha gustado irnos unos días un poco lejos. Y es que, trabajando yo en casa, habíamos probado de ahorrar quedándonos cerca, y al final yo acababa sin hacer ningún día de vacaciones. Me levantaba pensando que tenía cosas por hacer, y me ponía a trabajar. Y desconectar es bueno. Todos lo necesitamos. Así que, des de el año en que me quedé embarazada y no nos fuimos a ningún sitio, decidimos que siempre haríamos algunos días fuera, para que yo pudiera desconectar de verdad.

Con la peque, des de que nació, hemos cogido aviones. Nuestras primeras vacaciones como familia las pasamos en Mallorca. Fueron 5 días, pero bonitos y de los que disfrutamos. Ella solo tenía medio año. Y las siguientes fueron las de Cerdeña que os comentaba. Coger aviones le chifla. Le gusta verlos en el aeropuerto, y cuando subimos se emociona cuando despegamos. No se le hace nada raro. Por esto, al final nos decidimos que Nueva York tenía que ser nuestra visita en Semana Santa. Y mi madre y hermana, se apuntaron al plan! Así que iríamos los cinco juntos a visitar la ciudad.

Escogimos Semana Santa porqué a mi hermana y a Arcadi les hacía gracia ir a ver un partido de la NBA. Si hubiéramos ido en Agosto, nos lo habríamos perdido.Al igual que también teníamos claro que, ya que cruzábamos el charco, debíamos ir a ver un musical y hacer una de las excursiones de «contrastes» que las llaman ellos, en las que te muestran distintas zonas de la ciudad muy diferenciadas. De aquí el nombre 😀

 

CÓMO HICIMOS EL PLANING DE NUEVA YORK

Sabíamos que era para Semana Santa, así que escogimos billetes de ida y vuelta con edreams. Eran los que nos salían más baratos. Yo quería vuelo directo, pero nos salía 200 euros más caro por persona. Esto contando que éramos 3 (los peques a partir de 2 años ya tienen y pagan asiento), me salía la broma 600 euros más cara. Así que, decidimos hacer escala en Londres. A la ida era de una sola hora, y a la vuelta teníamos que cambiar de aeropuerto con un tiempo de 5 horas. Volamos ambas veces con Virgin Atlantic y British Airways. Geniales las dos.

Salimos de Barcelona el sábado por la mañana y llegábamos a Nueva York el mismo día pero a las 18:45. Volvimos el viernes a las 22:00 y llegamos a Barcelona a las 18:45, justos para coger el bus de aparca&go (parking en el que dejamos el coche durante nuestro viaje) y volver a casa para cenar con mi padre e irnos a dormir para coger el horario de aquí.

Tubimos 6 días para visitar la ciudad. Lo primero que cogimos fue el partido de basquet, puesto que solo coincidíamos un día con uno de los dos equipos de la NBA importantes de la ciudad. Luego escogimos el espectáculo. Al ir con Dàlia y ser pequeña, solo podíamos coger un espectáculo que fuera de Disney. Nos decidimos por Aladdin. Y luego, nos faltó escoger la visita de «contrastes». La escogimos para el martes por la mañana. A partir de tener estas visitas fijadas, fui formando el resto de visitas por nuestra parte. Nosotros somos de los que nos gusta ir por nuestra cuenta, a nuestro ritmo. Que si algo nos gusta, podamos volver, o tener más tiempo para visitarlo.

 

LA PEQUE EN EL AVIÓN

Dàlia estuvo genial. El primer avión hasta Londres, durmió. El segundo hasta Nueva York, se lo pasó jugando con una niña de su misma edad. Estábamos casi de lado con ella y su madre, y las peques empezaron a jugar, aunque ella era de Nueva York y hablaba inglés. Se pusieron a cantar y a bailar las dos la canción de moda infantil del momento, el Baby Shark, y tan contentas. Se hicieron amigas en seguida. Y nos fue bien, tanto a su madre, como a nosotros. De echo, le decía papá a Arcadi y todo. Nos tronchábamos con ellas.

A la vuelta, como era vuelo de 7 horas y pico para cruzar el charco a las 10 de la noche, la peque durmió todo el rato hasta Londres. Incluso mientras cambiábamos de aeropuerto. En el último vuelo, de Londres a Barcelona, fue despierta jugando con nuestro móvil, sin ningún problema.

 

EL JET LAG QUE NO TUBIMOS

No lo tuvimos porqué nuestro avión salió de Barcelona por la mañana, a las 10:00, y era como si llegáramos allí a la 1 de la madrugada. Así que nos fuimos directos al hotel, comimos en una hamburguesería cercana y nos fuimos a dormir para coger su horario. A la vuelta, hicimos lo mismo, como os contaba más arriba, así nos adaptábamos des del primer día al horario.

 

METRO, SI O NO?

Tuvimos la duda, y es que nos habían dicho que el metro no estaba preparado para ir con cochecito de bebé. Así que, hicimos una metrocard (tarjeta de viajes de metro de Nueva York) y probamos. Cierto es que no estaba preparado, pero éramos cuatro adultos, así que subimos y bajamos el cochecito con Dàlia dentro. Nos salía más barato que coger Taxis (en los que debes dejar propina además de lo que te cuesta el trayecto) o utilizar Ubber. Al segundo día nos compramos una tarjeta de viajes ilimitados para cada uno, ya que no se pueden compartir. Y así fuimos de un lado a otro.

Tengo que deciros que también porteé un par de días a Dàlia, porqué llevarla a cuestas, con lo que pesa ya, es un poco complicado y me dolían los codos. Y fuimos un rato así, con la mochila puesta.

 

DE DONDE SAQUÉ LA INFORMACIÓN PARA EL VIAJE

Hay un blog que tiene como 1000 visitas mías ya! jejejej Es el blog que más he utilizado para montar el viaje. Para informarme de todas las cosas. Me gusta ser previsora y aprovechar el tiempo teniendo el máximo planning hecho des de casa, para que cuando esté visitando el lugar, no esté desaprovechándolo mirando qué hacer. Por esto, me puse a buscar blogs. Y el que más me gustó es el de A Nueva York. Es un blog genial. Te informa tanto de qué necesitas para viajar allí, como el ESTA, o hasta te da una idea de qué llevarte en la maleta según la época del año en la que visites la ciudad. Además, a la chica que lo escribe la puedes encontrar vía Instagram. Se llama masedimburgo y podrás ver sus stories de la ciudad día a día. Esto hará que tus ganas de llegar allí sean aún mayores. jejejej.

 

Y nada, este post es para ayudar un poco a perder el miedo de ir con peques para visitar la ciudad, en el próximo, os pondré nuestra ruta. Para que si alguien quiere hacer lo mismo, pueda hacerlo!

 

Un abrazo y hasta pronto!

 

Cristina

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies