Cuando entramos a vivir en una casa o un piso, son eso… Una casa o un piso. No son un hogar. No reflejan un «nosotros», ni tampoco muestran nuestras historias. Es, después de un tiempo, que con unos pequeños trucos, conseguimos que sean un hogar. Un hogar con armonía. Es por esto que hoy te traigo una guía básica para que puedas tener unas directrices a seguir para poder tener un hogar en armonía.

 

La Gama Cromática

Te imaginas llegar a tu casa y que todas las paredes sean de colores distintos, chillones, saturados, oscuros,…? No da como para relajarse verdad? No desprende buenas vibraciones. Es por esto que, yo siempre propongo que en un espacio sigamos la regla del 90% en blanco y del 10% en color. Así, no nos cansaremos tanto de los colores, y además, podremos ir cambiando los espacios según la temporada, con decoraciones de colores, para así verlo más cambiante.

Yo siempre recomiendo colores claros, alguno oscuro para una única pared en la habitación si te gustan los colores fuertes, pero el resto en una gama relajante. Y es que en casa nos queremos relajar no?

 

El Orden

A mi, llegar a casa y encontrarme desorden, me pone a mil de mala leche… En serio. Es por esto que el orden en casa es muy importante. De aquí que yo prefiera tener armarios cerrados que cosas a la vista. Porque si hay caos y desorden dentro de un armario, a simple vista no lo vemos. Ya nos lo encontraremos cuando necesitemos algo de allí, y aprovecharemos para poner orden en él. Pero de buenas a primeras, tener la casa ordenada, es un gran qué para nuestra tranquilidad.

La Luz

Quién no busca luz en una casa? Yo siempre tengo las persianas arriba, menos en verano, cierto. Pero qué mejor que la luz natural? Y sino, que se lo pregunten a un fotógrafo. El sol es nuestra vitamina K. Algo muy importante para nuestra felicidad, aunque parezca mentida. Así que, por esto, buscar viviendas con grandes ventanales, aunque luego le pongamos cortinas (blancas, por favor!).

Y cuando el sol se va, lo mejor es tener pequeñas lámparas encendidas. De pie, de sobremesa, apliques,… No importa, pero que sea una luz cálida y no fría de hospital. Una vela también dará ese toque armónico al espacio.

Las Plantas

Siempre os lo digo, las plantas no os las olvidéis (aquí te hablaba de suculentasficus, cactus,…). Son ese gran aliado nuestro que crea renovación de aire en nuestra casa. Y si, también en el dormitorio! Una planta nos quita menos aire durmiendo que nuestra propia pareja. Así que, plantas en las habitaciones también, si. Ellas nos aportan vida, porque si están allí, quiere decir que alguien las cuida. Además, nos transportan a la naturaleza. Algo que tanto necesitamos, sobretodo si vivimos en la ciudad.

Los Olores

Qué importantes son y qué olvidados los tenemos (aquí os hablaba de los aromas en el otoño). Son algo muy esencial de cada hogar. Así que, coloca alguna vela con aroma o incluso incienso antes de irte de casa. Así, cuando llegues, toda la casa olerá a ese aroma que te creará esa sensación de tranquilidad al llegar a casa.

 

Pues nada, que espero que puedas conseguir que tu hogar esté en harmonía con estos tips que te he dado. Que te animes a tenerlos todos para convertir tu casa en un hogar.

 

Un abrazo y gracias por leerme,

 

Cristina

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies