Buenas a todos! Si, este post no tocaría hoy, pero es que si no me vais a matar. Porqué no llegaréis a poder decorar con los consejitos, con el ejemplo que os traigo hoy, vuestra mesa durante estas Navidades. Así que, allá va… Hoy os traigo, cómo decorar una mesa para Navidad de estilo nórdico.

 

EMPECEMOS A DECORAR LA MESA DE NAVIDAD

Lo primero que pondremos será el mantel. En este caso yo he escogido un mantel blanco roto, más bien color hueso. En el centro, he instaurado como base un camino de mesa en tono gris de Ikea que tenía de hace ya algunos años. Él nos servirá de guía para marcar el centro, y también nos aportará un toque de color a la mesa, para que no sea tan blanca. Para cada comensal, hemos puesto su plato bajero y un bol. El bol, típico de estas fechas comer algo calentito (en Catalunya tenemos la sopa de Galets, por ejemplo) aguanta una servilleta gris de casa shops que hemos doblado en forma de árbol de Navidad. Esta la dejaremos caer hasta las rodillas del comensal.

PARA CADA COMENSAL

Dentro de cada bol, hemos colocado uno de nuestros adornos personalizados con el nombre de cada comensal. Así vamos a evitar ese caos de «y yo dónde me siento», «que lo diga la anfitriona», «yo el año pasado me senté allí»,… Todos colocaditos y en su sitio.

También hemos puesto la cristalería, con copas de cava (también muy típico de mi tierra) para poder brindar por todo lo bueno que nos ha dado este año. Y que no falten las copas de vino, y sobretodo el vasito de agua para hacer bajar un poquito la comida, que estos días, no es poca 🙈.

 

 

 

 

 

Cómo toque final y último, hemos colocado una bandeja redonda, con una corona de flores que enmarca la zona central. Esta zona está repleta de ramitas de abeto y velas. La vela, por estas fechas, ya sabéis que es muy significativa.

 

Acordaros de dejar espacio a ambos lados de los comensales para poder tener, en el momento de la comida, suficiente sitio como para poder dejar los platos, bandejas y soperas que vais a servir vuestras comilonas. Si tenéis una mesa pequeña y cabéis justos, entonces os podéis ayudar de un carrito camarero para ello y hacer los aperitivos de pie, por ejemplo.

Pues nada, que espero que esta mesa de Navidad tan simple, pero resultona os haya gustado y que os animéis a hacerla en vuestras casas.

 

Un abrazo, y FELICES FIESTAS!

 

Cristina

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies