Estás deseando tener una cocina blanca? Este era una de las peticiones de mi clienta. Una cocina blanca, espaciosa, con toques en madera, que fuera cálida, que mejorara su espacio, con más luz y funcional. Que aprovechara al máximo su espacio pero que no agobiara. Y así lo hicimos.

ANTES

DESPUÉS

Empezamos este proyecto por las medidas, como siempre. También estudiando las necesidades, posibilidades e incluyendo todos los deseos que pudimos de la clienta. Uno de ellos era tener una zona de almacenaje grande, que le permitiera guardar bien todos los productos de la despensa. También una zona cúbica en madera (había visto mi proyecto de «una reforma con toques mostaza» y se había enamorado de esa zona de trabajo).

Al cabo de unos días, les presenté distintas propuestas de distribución, y empezamos a mirar presupuestos y visitar el showroom de cocinas que le propuse. Barajamos distintas opciones de acabados, pero estaba claro que el blanco y la madera iban a ser los protagonistas de la reforma. Así, aportaríamos luz y calidez.

ANTES

DESPUÉS

Son unos clientes muy apañados, así que ellos mismos hicieron mucha parte de la obra, y así se ahorraron dinero. Quitaron toda la cerámica existente en la cocina y pasaron las instalaciones nuevas. También pulieron el suelo, puesto que la distribución cambiaba.

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

Y así fue la reforma de esta cocina blanca con toques en madera. Una cocina que ha ganado en luz, en espacio de almacenamiento y que además ahora es una preciosa cocina en la que su propietaria goza cocinando para los suyos.

Espero que este cambio os haya gustado tanto como a mi, y que os paséis a ver más imágenes del proyecto haciendo click aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies